¿QUIÉNES SOMOS?

Brindamos excelencia académica viviendo valores.

NUESTRA FILOSOFÍA FORMATIVA

Asumimos al hombre, hijo de Dios, como una persona individual compuesta de materia y espíritu, cuerpo y alma, corazón y conciencia, inacabado y por lo tanto perfectible, con finitud pero con destino de eternidad, quien se realiza en comunidad ejerciendo su libre albedrío con la inteligencia y la voluntad que le han sido participadas por su Creador.

Asumimos que nuestra contribución al perfeccionamiento de los alumnos los acerca a su realización integral, consistente ésta en que en el trascurso su vida, y mediante su desempeño como personas éticas, han de lograr el mayor acercamiento posible a nuestro Creador, acorde con su naturaleza humana.

Asumimos que tanto en los padres de familia como en los maestros recae la responsabilidad de contribuir a formar a los hijos no sólo para la vida social, material y económica, sino que también para la vida eterna.

Asumimos que la atención personalizada a nuestros alumnos en grupos reducidos es factor decisivo de nuestra alta calidad formativa.

OBJETIVOS

NUESTROS OBJETIVOS ESENCIALES

Integrar e informar a los padres de familia para que se involucren muy determinadamente en el proceso formativo de los alumnos.
Tener egresados sólidamente formados en los valores morales universales y religiosos, y con una excelente preparación académica, que los haga ser hombres y mujeres libres y de bien, muy valiosos para su comunidad, y que los prepare para que en el futuro se interesen tanto por ser conocedores profundos de las estructuras sociales como por ser promotores de su transformación, para hacerlas más justas, más equitativas, más humanas.
Formar en los alumnos la conciencia cívica con base en el amor a la Nación, a México, a los Símbolos Patrios y a la Constitución, y con base en el respeto a sí mismos, a la familia, a la sociedad, a la Patria, a la especie humana y a la naturaleza.
Promover entre los miembros de la comunidad educativa el ejercicio de la civilidad, la urbanidad, las buenas costumbres y los buenos hábitos.
Educar a los alumnos para la aceptación y el ejercicio de la autoridad.
Educar a los alumnos en el manejo de relaciones humanas constructivas que, además de afirmarlos, les sirvan también como preventivo de los efectos de la violencia ambiental real y de la percibida a través de los medios masivos de comunicación.
Educar tanto para la sana conservación del cuerpo como para la promoción del uso adecuado y conveniente del mismo, a través del deporte, la disciplina, la limpieza y la prevención de enfermedades y del consumo de drogas.

¿QUIERES SABER MÁS DE NOSOTROS?